El cerebro del consumidor es sumamente complejo, pero así  y todo, hay una disciplina que está dispuesta a tomarle la medida y lo está consiguiendo (más o menos). Hablamos del Neuromarketing, que abre en canal el cerebro del consumidor para poner en manos de los «marketeros» valiosísimos datos y conseguir dar así una aceleración a sus ventas.

Fuente: https://www.marketingdirecto.com/