El parabriseo es una acción de marketing directo, incluida dentro del reparto de publicidad, que consiste en repartir y colocar folletos publicitarios en las lunas de los vehículos estacionados en la vía pública. Es altamente recomendable para servicios del automóvil o relacionados con él, como talleres, neumáticos, seguros, etc.
Desafortunadamente, está prohibido o limitado su uso en algunos ayuntamientos, con la consecuente posibilidad de sanciones. En Publiponce nos encargamos de pedir los permisos correspondientes a la entidad que gestione las campañas en las calles de la localidad (Medioambiente, Policía Local, Urbanismo, etc.) antes de proceder a realizar la campaña, garantizando así a nuestros clientes la absoluta legalidad de su campaña y permitiendo a nuestros repartidores de publicidad realizar su trabajo.